Open Source Telephony: Observador o Protagonista

Artículo que se escribió para la conferencia:  Open Source Telephony: Observador o Protagonista.

México 27 de abril de 2017 – Día Neocenter, Hotel Crowne Plaza

En el año 1995, yo vivía en Lima Perú junto a mi padre, que estaba en una misión diplomática, mi madre y mi hermana estaban aún en Ecuador por lo cual intentábamos mantener la comunicación al menos pasando un día.

Las llamadas de larga distancia eran un lujo y en esa época aún no se popularizaban los famosos call backs ni las tarjetas de saldo de telefonía. En Latinoamérica la mayoría de las operadoras pertenecían al estado y solían tener oficinas en cada distrito, así que nosotros preferíamos ir a una de estas oficinas para llamar a casa. El minuto costaba $7 USD, a veces mi madre se iba de largo en el teléfono y fácilmente terminábamos pagando $70 USD, dinero de 1994.

Llevamos ya más o menos 23 años de aquello y muchas cosas han cambiado.

Mirando hacia atrás y con el conocimiento que tenemos actualmente de la tecnología, pensamos que ha pasado mucho tiempo, pero en realidad el desarrollo de la tecnología en este tiempo ha sido exponencial.

Cuatro años antes de mi estadía en Perú, se publicó la primera versión del núcleo de Linux, y tan solo cuatro después Mark Spencer crea Asterisk. El nacimiento de estas dos soluciones establece dos periodos de cambio importantes con lo cual no necesitaría pagar $7 dólares por un minuto al teléfono con mi madre, podríamos estar hablando entre nuestras extensiones horas sin pensar en el costo.

El software libre y el open source siempre han tenido resistencia, a medida que pasan los años esta parece disminuir de manera gradual. GNU/Linux es aún muy joven, sin embargo, nuestra visión de desarrollo de producto del futuro es más corta que antes, pensamos en 2 en lugar de 5 años y antes pensábamos en 5 en lugar de 10.

La innovación y la generación de funcionalidad acortan cada día más los tiempos de planificación y esto nos hace ser más críticos en la toma de decisiones. En mi opinión, esto es resultado de la estabilidad que le aporta, al desarrollo de software y producto, las soluciones de código abierto.

Parte de esa resistencia que era inducida en el cliente por parte de los desarrolladores de soluciones propietarias, ha desaparecido en la mayor parte de países del primer mundo y desde hace unos 7 años lo hace también en países emergentes.

Asterisk tiene más de 15,000,000 de descargas en todo el mundo, FreePBX cerca de 10,000,000 y una combinación de otras distribuciones basadas en Asterisk alrededor de 6,000,000.

Si solamente el 1% de esas descargas fuera equivalente al número de integradores en todo el mundo, sabríamos que al menos 310,000 empresas o individuos están haciendo negocios relacionados con telefonía open source y potencialmente más de 6,200,000 de implementaciones realizadas.

El sitio oficial de Asterisk (Asterisk.org) da una cuenta de 1,000,000 solamente, pero la realidad es que al ser una distro de código abierto es difícil llevar la cuenta de la cantidad de personas que lo usan o de estar en contacto con cada una de ellas.

¿Es el open source protagonista en el mercado de las comunicaciones?

Los números al menos le dan un puesto en las primeras filas. La principal fortaleza de la telefonía open source es su potencial de desarrollo y de mejoramiento de producto. La cantidad de desarrolladores y beta testers involucrados es más de lo que cualquier solución propietaria podría tener. Finalmente es un tema de costos, la nómina sería muy alta.

Esto no garantiza la calidad del producto, obviamente, ni innovación, sin embargo, el involucramiento del usuario final ha provocado que en estos 16 años la brecha de funcionalidad inicial se acortara, permitiendo que la innovación se diera sola, dando oportunidad al nacimiento de nuevos proyectos e integraciones de la telefonía open source con todo tipo de aplicaciones en todo tipo de industrias.

Si ha habido miles de desarrolladores del lado de las distribuciones de open source, ha habido miles de Product Managers en cada cliente y tras 16 años y más de 30,000,000 de descargas, la estabilidad del producto la avalan implementaciones en miles de organizaciones, muchas de ellas de empresas Fortune 500.

¿Ha habido bajas en el proceso?

Las ha habido, en un mercado tan dinámico como las comunicaciones, solo los más fuertes sobreviven. Hace tan solo dos años, distribuciones como Elastix, PBX in a Flash o Trixbox eran parte activa de este ecosistema y generaban miles de proyectos en todo el mundo; en un mar tumultuoso podrías ser presa de otros peces y desaparecer.

Estas, aunque golpes duros para la comunidad open source, no generan ni la décima parte de las pérdidas de soluciones propietarias. Muchos recordamos a 3com, a Nortel y Avaya, este último en proceso de bancarrota.

La realidad es que antes de la crisis del 2008 era difícil prever lo que sucedería, y en mi opinión, siendo una solución propietaria tienes una desventaja con respecto a las soluciones de código abierto, más predispuestas a adaptarse a mercados en crisis.

Desafíos

El mayor desafío que tienen las soluciones de comunicaciones unificadas, bien sea propietarias o de código abierto, es el usuario final. En una conversación que tuve alguna vez con Fernando Romo a quien muchos de ustedes conocen, hablábamos sobre la cantidad de procesamiento que tiene ahora una persona en sus manos. Actualmente es más que la que tenía el cuarto de control de la misión Apollo.

El usuario final ha encontrado un medio liberador, porque la realidad es que tal como están concebidas las comunicaciones, siguen estando diseñadas a un entorno privado. La PBX como tal se pensó así, se diseñó y se trabajó así, pero el usuario final necesita otros métodos de colaboración, porque la tecnología se hizo más simple y los clientes en algunos casos dependen menos de nosotros.

La manera en cómo estamos enfocando nuestros productos debe pensar más en multi-canalidad, en integración con redes sociales, ahí es donde se está desarrollando parte de la comunicación hoy en día.

La clave está en hacerlo sin que sea disruptivo y abrumador para el usuario, actualmente hay un implacable ataque de mensajes y tecnologías en el trabajo y eso es ya algo para pensar.

Mientras escribo esto varias voces me dicen que el VoIP explotó gracias a Skype, no son comentarios míos sino de integradores que implementan VoIP. No sé si en realidad Skype tuviera tanta influencia en este suceso, pero si hay dos cosas que puedo decir de Skype, regaló al mundo a SILK, predecesor de Opus, el códec que usa WebRTC por defecto, y es una herramienta que está pensada para mantener el enganche del usuario final.

Para finalizar contaré dos anécdotas, la primera es de una conferencia que intentamos llevar a cabo con un distribuidor en uno de los países latinoamericanos. A preferencia de nuestro anfitrión, nos pidió usar una solución de video conferencia de un fabricante de teléfonos IP que compite fuertemente en el mercado Open Source. Nos envió el software y cuando estábamos a punto de iniciar, uno de los miembros de nuestro equipo, el cual había sido invitado anteriormente para usar la misma plataforma, encontró que su versión de cliente de esa solución había finalizado el trial y no podría integrarse a la conferencia. Inmediatamente tuvimos que cambiar de medio a uno más inclusivo.

Lo acabamos de mencionar.

La segunda anécdota está relacionada con el terremoto del 16 de abril del año anterior, que dejó cerca de 400 personas fallecidas (en cifras del gobierno) y alrededor de 3000 millones de dólares en pérdidas.

Luego de un evento tan devastador y tan inédito en mi País, muchos nos sumamos a ayudar y entre los muchos proyectos comunitarios que nacieron estuvo uno al que denominamos “Ecuador Water Relief”. La idea era llevar agua a las zonas damnificadas de Manta y Esmeraldas, así que nos juntamos varios ex-politécnicos y algunos miembros del equipo de Elastix y trabajamos en la recaudación, planificación y logística del proyecto. Queríamos llevar tanques de agua para mantener el aprovisionamiento de este líquido a varios campamentos que se crearon con personas movilizadas. Éramos alrededor de 30 personas. Toda la coordinación, la hicimos en Whatsapp, porque no importaba la plataforma, todos teníamos acceso al software y al servicio y podíamos mantener una coordinación privada pero inclusiva, de tal manera que pudiéramos integrar a cualquier persona de manera inmediata. Nunca pensamos en usar Elastix.

¿Qué hubiera pasado entre quienes formamos Ecuador Water Relief si hubiéramos intentado usar la plataforma de la primera anécdota?

La realidad es que la hubiéramos cambiado, el ser humano es dinámico y necesita avanzar.

¿Creo yo que la telefonía Open Source es protagonista?

Estoy convencido que sí y también estoy convencido que tiene la capacidad de trabajar en los nuevos desafíos que presentan estos saltos gigantescos que ha tenido el usuario final gracias a la tecnología. El código abierto tiene las herramientas para integrar todos estos nuevos canales que aparecen, o al menos los más usados.

Finalmente revisé la tarifa actual de una llamada de Perú a Ecuador y es $0. 15 USD definitivamente estamos más cerca.

 

1
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario