El “Tiempo” de Pink Floyd un grupo espectacular

pink-floyd-london-5

Un repaso a esta gran banda y una bienvenida a Juan Jose Orellana (Coco) al grupo de autores de OpenDireito en la sección de Música.

Para los 28 años que tengo, quizás no sea muy común que me guste música de una época en la que ni siquiera había nacido, pero sí, la verdad es que me hubiera gustado nacer unos 40 años antes. Me gusta mucho el rock clásico, y quisiera crear un pequeño espacio semanal para postear una breve reseña musical sobre mis grupos favoritos, canciones recomendadas y últimas novedades y noticias sobre estos.

Empiezo escribiendo una recopilación sobre Pink Floyd, este increíble grupo que tanto me apasiona, me impresionó desde que los escuché por primera vez y tengo la ilusión de poderlos ver en vivo juntos alguna vez. Una reunión, solo una reunión más, valdría la pena viajar a cualquier lado del mundo para disfrutar ese concierto.

Pink Floyd fue una banda inglesa formada en el año de 1965 y liderada por Syd Barrett durante sus primeros 2 discos, The Piper at the Gates of Dawn y Saucerful of Secrets, que definitivamente definieron el estilo psicodélico de la banda, dando a luz al rock progresivo engendrado por el bajo de Roger Waters, la batería de Nick Mason y el toque especial que aportaba el órgano del ahora difunto Richard Wright. Luego se unió el talento de David Gilmour en la guitarra, en un quinteto de ensueño.

La genialidad sin embargo no está lejos de la locura y muchas veces se separan por una delgada línea. Este fue el caso de Syd, quien fue presentando un comportamiento errático durante las sesiones de grabación de nuevo material, locura causada aparentemente por un excesivo consumo de LSD, el cual fue afectando habilidad para componer y tocar junto al resto de la banda. Fue este comportamiento por lo cual el resto del grupo tomó la decisión de incorporar a un quinto miembro para suplirlo paulatinamente, y quien terminó convirtiéndose luego uno de sus líderes creativos junto a Waters.

Luego de la salida de Barrett, el cuarteto grabó su tercer álbum, Ummagumma, doble disco, el primero en vivo, y el segundo de estudio, con composiciones de cada uno de los miembros de la banda.

De este álbum, el cual debo confesar no es uno de mis favoritos, rescato el tema The Narrow Way, conformada de 3 partes, muy diferentes entre sí, estilos definidos, pero en conjunto una de las grabaciones más psicodélicas de la banda, vale la pena escucharla si es que tienen un espacio libre de unos 13 minutos.

Luego de este álbum, Pink Floyd lanza Atom Heart Mother, su primer disco grabado con sonido cuadrafónico, y en donde la banda de a poco se va consolidando y entendiendo musicalmente. El sencillo que da nombre al disco es un himno de casi 24 minutos de duración, empieza con una particular fanfarrea. Al escucharla, aunque no tiene letra, uno siente que se está contando una historia épica, que cada uno puede inventar. Simplemente déjense llevar.

Otra canción interesante es Fat Old Sun, escrita por Gilmour; en lo personal la siento como una balada folclórica, un tanto depresiva, lo cual no necesariamente significa que no sea digna de escucharse, son gustos adquiridos y particulares que en este tipo de género se pueden apreciar.

Su sexto trabajo se llama Meddle, es para mi gusto su primer gran álbum en conjunto; se puede percibir que finalmente están ensamblados, que es el inicio de la grandeza de una banda que ya se convirtió en inmortal. La canción Echoes es sublime, una de mis preferidas, no de este álbum en específico, sino en general. Recomendadísimo: vean en YouTube el video de Echoes Part I, grabado en Pompeya, Italia, en medio de un antiguo coliseo. Es simplemente genial, cada acorde, cada efecto de sonido que se usó, y el notable y a la vez sencillo intro de grand piano de Wright que luego se fusiona con la batería de Mason, hizo de esta grabación en particular una de mis grandes favoritas del grupo. Fearless es una excelente muestra de sonido relajante, es motivante tanto en letra como en audio, muy buena de verdad.

Luego vino Obscured by Clouds, a la que seguiría la que para mí es su obra maestra en conjunto Dark Side of the Moon. The Dark Side of the Moon, es algo que deben escuchar enteramente, no les recomiendo ninguna canción en particular porque todas son excelentes, cada una de las diez. La primera se encadena con la segunda canción y esta, a su vez, con la tercera, y así sucesivamente. Aparte Dark Side of the Moon si han recabado en el título suena algo misterioso y es producto de elucubraciones de todo tipo fuera del ámbito musical.

Sin palabras para describir este álbum, es simplemente genial. Probablemente On the Run les parezca un tanto extraña, pero como todo álbum conceptual, se debe escribir un capítulo bizarro en cada libro, y esta canción lo es para este disco.

En The Great Gig in the Sky se escucha una frase de intro, dicha por el conserje de los estudios Abbey Road, anótenlo como dato curioso. Es una pieza increíble de sonido, en la cual participó como invitada Clare Torry, la voz femenina que se escucha a lo largo de la canción, un grito desesperado y melódico que encaja a la perfección con los instrumentos de la banda. Money, Brain Damage, Time, Breathe, Eclipse, en fin, es algo que sugiero de manera muy personal y que muchos grupos han llevado como homenaje en vivo, escúchenlo.

En 1975 lanzan su noveno disco, Wish You Were Here, dedicado a su amigo Syd Barrett que padecía de esquizofrenia, dicen algunos, otros de bipolaridad, la verdad nunca lo llegué a saber. Este es el disco preferido de Polestar.

Cinco canciones compiladas en este trabajo, siendo la que titula el álbum la que más me gusta. Guitarra acústica de Gilmour, y una habilidad emocional al cantar que hacen de este single mi preferido del álbum. Shine On You Crazy Diamond claramente hace alusión al estado mental de Barrett, quien nunca fue olvidado como miembro de Floyd. Tengan en cuenta que siendo este su noveno trabajo, siete discos más adelante de la salida de Syd, lo siguen teniendo presente en sus canciones, una virtud de amistad digna de destacar.

Luego, en 1977 nace Animals, del cual destaca el single Pigs (Three Different Ones), muy al estilo de Pink Floyd, que cuenta con el mítico gruñido de un cerdo como intro, y luego sicodelia pura a lo largo de la canción, doce minutos de rock con migajas de blues urbano.

The Wall, un muy comentado trabajo conceptual llegaría en 1979, una producción enteramente de Roger Waters, la genialidad en su máximo esplendor. Este álbum habla sobre Pink, el personaje principal; su personal historia de marginación social, de un padre que perdió en la guerra y de la muralla emocional que fue construyendo a su alrededor a lo largo de su vida, evidentemente se puede deducir que es una adaptación de la historia de vida de Waters.

Entre mis canciones favoritas de este álbum está In the Flesh?, The Happiest Days of Our Lives y Another Brick in the Wall Part 2 (se podría considerar estas dos últimas como una sola pieza musical); Goodbye Blue Sky, Young Lust, Hey You, Bring The Boys Back Home, y por supuesto, la mejor canción de Pink Floyd para mi gusto, Comfortably Numb, que tiene uno de los mejores solos de guitarra de la historia e interpretado por David Gilmour. Recomendadísimo: Pink Floyd the Wall, película adaptada del álbum, filmada muy a lo Pink Floyd, extraordinaria en todo el sentido de la palabra, fuera de lo común, solo para gustos adquiridos, muy buena.

En 1983, Floyd lanza su decimo segundo álbum, The Final Cut, e irónicamente y acorde con el título, la última vez en que la banda grabaría con Roger Waters, y así empezar una larga historia de demandas y peleas por el uso del nombre de la banda, sin contar las diferencias musicales que se estaban generando principalmente entre Gilmour y Waters. Luego de esto Pink Floyd lanzaría únicamente dos álbumes más, muy distanciados el uno del otro, A Momentary Lapse of Reason en 1987, donde se notó un cambio musical influenciado por los géneros de los ochentas (escúchese Learning to Fly), y luego The Division Bell en el 1994.

En el 2005, luego de 22 años de separación y gracias a la iniciativa Live 8, que fue una serie de conciertos alrededor del mundo para levantar conciencia social sobre la pobreza en el continente africano, se vuelven a reunir los 4 miembros clásicos de Pink Floyd para brindarnos un concierto sublime, espectacular y multitudinario en Londres. Si quieren ver un pequeño resumen de 4 canciones de lo que es Pink Floyd, este concierto es ideal, búsquenlo en YouTube, realmente vale la pena verlo.

Para aquellos que quieren ver un pedacito de Pink Floyd en vivo, de hecho un gran pedazo de lo que fue este fastuoso grupo, Roger Waters ha venido realizando una gira mundial desde hace un poco más de 1 año, llevando a cabo su visión definitiva de The Wall, aquel concierto que casi lleva a la ruina a la banda por la millonaria puesta en escena que significó el tour de este álbum en la época de su lanzamiento, y que gracias a la tecnología de hoy puede realizarla tal cuál la imaginó hace más de 3 décadas.

Tuve la fortuna de verlo en Madrid y es algo indescriptible, una obra de teatro musicalizada llevada a la perfección, en fin, mucho más de lo que había podido esperar. Las fechas de su gira sudamericana (en el 2012) son el 2 de Marzo en Santiago de Chile, el 7, 9, 10, 12, 14, 15, 17, 18 y 20 de Marzo en la ciudad de Buenos Aires, y finalmente el 25, 29 y 31 de Marzo y 1 de Abril en Brasil. Si eres un fan perdido de Pink Floyd, es imposible que te lo puedas perder.

Espero que les haya gustado este gran resumen de lo que para mi representa Pink Floyd, la pasión musical que ha despertado en mí y que espero haya podido transmitirles en algo, y así se animen a descubrirlo si es que no lo han hecho aún. Denle ese gusto a sus oídos. Hasta la próxima semana Dios mediante, saludos!

0
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.