Bienvenido al mundo de las aplicaciones

3899dfe821816fbcb3db3e3b23f81585_L

Las hay desde recetarios de cocina hasta cálculos avanzados para la revisión de un motor de barco, gratis o con precios que van de USD$0.99 a mas de USD$100 por licencia; las Apps o Add-ons hasta hace unos tres años eran aún desconocidas.

El juego del milenio empezó, muchos aun no saben que son jugadores y que su cabeza tiene precio para los fabricantes. Parece una frase sacada de una película apocalíptica y futurista, en realidad no lo es. Mientras comemos, leemos el periódico, enviamos un mensaje u hacemos una planificación, varias marcas de hardware y dispositivos móviles están ideando las últimas estrategias para posicionarse en nuestras… manos.

Cuando salió el celular al mercado, su objetivo era quizás muy diferente al actual, muy poca gente podía darse el lujo de tener uno y de pagar la cuenta mensual de gasto. Hoy la historia es diferente, no sólo que el celular se ha multiplicado, sino que ha mutado y en ese proceso nacieron otros dispositivos que conocemos como tablets. Al final la movilidad es solo una excusa porque todos los fabricantes de Software, aliados o no con un fabricante de dispositivos, han encontrado la manera de masificar sus ingresos sin mucho esfuerzo.

¿Pero qué es una aplicación?

Simplemente un programa de software que puede ser distribuido para ejecutarse en una o varias plataformas, y ¿qué es una Plataforma? El sistema operativo en el cual se pueden ejecutar varias aplicaciones y que además realiza varios servicios en un dispositivo. Poniéndolo más fácil, es el sistema operativo que tiene cada uno de nuestros dispositivos, si tenemos un Iphone, su sistema operativo es “iOS”, en el caso de algunos teléfonos Samsung, LG o Motorola “Android” desarrollado por Google, y no podía faltar Windows Phone 7 desarrollado por Microsoft, esto por citar solamente tres.

Pero seguimos sin entender ¿qué es una aplicación? Al menos desde el punto de vista de un móvil. Bueno filosóficamente podría decirse que es la gallina de los huevos de oro de estos desarrolladores, o la solución a los problemas de muchos usuarios, depende como lo veamos. Una aplicación es un programa adicional, que no se encontraba en tu teléfono o tablet cuando lo adquiriste, está diseñado por un tercero (es decir que no lo desarrolló el fabricante) y en un buen porcentaje tiene un valor por licenciamiento. Por ahí te dijeron que X programa te permitía mandar mensajes gratis entonces lo buscaste en tu celular, lo encontraste, lo descargaste, lo instalaste y empezaste chatear.

No fue sino hasta que salió el Iphone que las aplicaciones empezaron a tener valor comercial,  principalmente por el enfoque que dan siempre en Apple a maximizar la experiencia del usuario.

Es probable que no me equivoque cuando diga que el resto se dio por casualidad, seguramente Apple nunca pensó que su mayor fuente de ingresos iba a ser abrir una tienda en lugar de vender un telefonito. Tan probable es que la casualidad haya sido el factor principal, que Apple se alió con el operador AT&T para distribuir en exclusiva su teléfono. Cuando se dieron cuenta de que su AppStore (la tienda virtual donde uno puede descargar aplicaciones para los Iphone, Ipod y Ipad) empezó a tener demandas altas en la compra de aplicaciones, AT&T les empezó a oler a muerto.

El problema se da principalmente por el difícil acceso que tenía el Iphone en USA y en varios países, y eso se traduce en menos usuarios descargando aplicaciones. El resto es historia, Apple se liberó de AT&T y ahora vende sus teléfonos desbloqueados en cualquier tienda en Estados Unidos. Apple después intentaría sin éxito patentar la palabra AppStore.

Pero, ¿fue Apple el primero?, jeje, ni remotamente. El concepto del establecimiento de una plataforma es tan antiguo como la computadora misma, todos los sistemas operativos lo hacen, pero existen diferencias sustanciales. A mi modo de ver quien popularizó mas el concepto fue mozilla ya que su Browser Firefox permitía, desde hace mucho, instalar aplicaciones de terceros para que funcionen en conjunto con el explorador, haciendo mas interesante la navegación. Solo para justificar por qué creo que es así, bueno Firefox no es un sistema operativo, es un servicio que te permite ejecutar otros servicios que se desarrollan en Web y lo más interesante de todo es que funciona en otros sistemas operativos. Es importante mencionar que Chrome de Google ha llevado más allá este concepto y tiene su propio market place.

Pero al grano, y para no confundirnos, si el día de hoy necesito un traductor en línea voy a la tienda de aplicaciones que está instalada en mi teléfono y busco lo que necesito. Dependiendo de los precios instalaré alguno que me guste más o el que tenga los mejores comentarios y empezaré a traducir frases al francés desde mi celular, o mi tablet. Yendo más allá, puedo bajar un fixture de la Copa América, la última versión de Angry Birds o un programa para hacer presentaciones desde el celular.

Tres años atrás tenía un Blackberry pearl, el cual estuve a punto de destruir contra el pavimento muchas veces. Si bien es cierto me permitía hacer cosas básicas a nivel de mensajería y correo, jamás hubiera pensado que podría “albergar” otras aplicaciones para mejorar su uso. Quién diría que ahora después de haber probado cerca de 500 aplicaciones uso solamente dos: el teléfono (aplicación que viene ya por defecto) y el correo.

Como van las cosas, muy pronto desaparecerán las laptops, todos manejarán tablets, y yo seguiré haciendo los cálculos matemáticos a lápiz y papel. Lo de las 500 aplicaciones que quede entre nosotros, no quisiera tener que explicar ese gasto reservado en casa, jeje, Hasta la próxima 😉

0
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.